lunes, 22 de octubre de 2007

PLÁTICA 2 OCTUBRE

CURACIÓN DEL NIÑO MUDO Y SORDO (Mc 9, 14-29): VERACIDAD Y SINCERIDAD

Descripción del pasaje
: Un día un hombre acudió al Señor para que curara a su hijo que era sordo y mudo. Estas dos enfermedades habían sido causadas por el demonio... Aunque no te lo parezca hoy en día hay más endemoniados de lo que te piensas.

Imagínate los sufrimientos de este pobre padre. Seguro que habría rezado mucho por su hijo… pero nada. Entonces oyó hablar de Jesús y acude a él como última esperanza. El Señor conoce el fondo del corazón de aquel hombre y las dudas que tiene.

Por eso le hace pedir más fe de la que tenía y, entonces Jesús hizo el milagro.

Consideraciones: Para que el Señor pueda cambiar nuestra alma necesitamos confiar totalmente en su poder y en su bondad. Nosotros sabemos que la oración lo puede todo ante Dios: todo lo que pidamos a Jesús con confianza, nos lo concederá.

Los discípulos no pudieron arrojar aquel demonio mudo y sordo porque no hacían bien la oración. En cambio su padre lo hizo bien porque terminó pidiéndolo con fe.

Diálogo:
También nosotros, a veces, tenemos un demonio mudo y sordo que nos impide contar las cosas y aceptar los consejos que nos dan. Incluso nos pueden dar “ataques” –enfados, rebeldías,...- cuando me dicen las cosas que he hecho mal.

Perdón, Señor, porque a veces no cuento todo, no soy sincera. Ayúdame a contar lo que me cuesta. Pídeselo con fe y te echará el demonio mudo.

Te prometo, Señor, que me prepararé muy bien la próxima confesión para que no se me olvide nada de lo que sucede en mi interior y así puedas curar mis enfermedades y echar fuera los demonios mudos que tenga.

No hay comentarios:

FORO DE MEDITACIONES

Meditaciones predicables organizadas por varios criterios: tema, edad de los oyentes, calendario.... Muchas de ellas se pueden encontrar también resumidas en forma de homilía en el Foro de Homilías