martes, 27 de noviembre de 2007

PLÁTICA 2 ENERO

El Centurión (Mt. 2, 5-13): humildad y fe en la oración

Descripción del pasaje
: Era un “capitán” del ejercito romano, jefe de una “centuria” (cien soldados): un militar al servicio del César.

Era un pagano: no tenía fe en Dios. E1 trato con los judíos le haría pensar en la posibilidad de la existencia de Dios.

Era un hombre bueno: quiere a la gente y sufre por ella. De hecho se preocupa porque tiene un siervo enfermo y busca la manera de curarlo.

Oye hablar de Jesús y de los milagros que ha hecho. Por un lado se siente indigno de que Jesús le atienda, por ser romano. Por otro lado no quiere dejar sin ayuda a su siervo a quien tanto quiere.

Acude al Señor con fe en que puede curar a su criado y con la humildad de quien se considera sin méritos para merecer tan gran favor.

Consideraciones: Todos tenemos necesidad de la ayuda del cielo, aunque tantas veces lo olvidemos.

Si tenemos corazón grande, también nos ocuparemos de las necesidades espirituales y materiales de los demás.

Al Señor le gusta que acudamos a Él en petición de ayuda, sobre todo cundo es para el bien de otros.

Hemos de tener gran fe en el poder de la oración. Aunque Dios es nuestro Padre, no podemos olvidar nuestra indignidad, sobre todo por nuestros pecados.

No tenemos derecho a “exigir” nada a Dios: sólo a pedir su ayuda. Para ser escuchados por Dios tenemos que rezar con fe y humildad.

Dialogo: Gracias, Señor, por la lección que nos ha dado el centurión.


Cuando me acerque a recibirte en la comunión, Señor, trataré de decirte con más humildad estas palabras tomadas de las que dijo el Centurión: “Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”.


Señor, ¿te pido yo siempre por todas las necesidades materiales y espirituales de los que me rodean y por las de todos los hombres?: ¡agranda, Señor, mi corazón!


Que nunca, Señor, pase indiferente ante ningún sufrimiento humano. Enséñame, Madre mía , a pedir al Señor las cosas que necesito con fe y humildad.

No hay comentarios:

FORO DE MEDITACIONES

Meditaciones predicables organizadas por varios criterios: tema, edad de los oyentes, calendario.... Muchas de ellas se pueden encontrar también resumidas en forma de homilía en el Foro de Homilías